Cómo elegir los tacones ideales para ti

zapatos

Amamos y odiamos en la misma medida los tacones. Esto es algo que tenemos todas en común. Y para qué negarlo, a pesar de los posibles contras, los zapatos de tacón, sean del estilo que sean, son pura belleza.

Pero más allá de caprichos, lo cierto es que si te preocupa tu imagen personal y profesional, tu armario debe albergar más de un par de zapatos de tacón, porque a pesar del dolor, los zapatos de tacón te estilizan, te hacen más alta, atractiva y esbelta.

Sufrir sí, pero no más de lo necesario. Así que, como estilista trataré de darte algunas claves en este post para que no tengas que soportar sufrimientos innecesarios y elijas los tacones más adecuados para ti. Y para ello, te expondré los errores más habituales al comprar unos zapatos de tacón. Toma nota:

Demasiada altura

Parecer más alta sí, pero sin excesos. A veces queremos ir más allá de lo que debemos y ahí comienza nuestro sufrimiento… Un zapato demasiado alto contribuye a hacer sufrir en exceso la parte inferior del pie, además de cargar más de lo que se debiera el metatarso, el tobillo y hasta la rodilla.
Recuerda, el tacón tiene que ser bonito y permitirnos ganar en altura, pero a la vez debe ser práctico y lo más cómodo posible.

El pie no encaja bien en el zapato

Esto puede ocurrir cuando el modelo o diseño es demasiado anchoSi el zapato no se ajusta a la perfección al zapato, inevitablemente va a sufrir en exceso. Se desplazará dentro del zapato al caminar y eso es sinónimo de dolor.

Diseños estrechos en la parte delantera

Cuidado con este tipo de zapato. Cierto es que pueden enamorar, pero cuando aprisionan demasiado los dedos o no quedan correctamente cubiertos, la comodidad brilla por su ausencia y el sufrimiento se multiplica. Evita este tipo de zapatos si te crean problema, sustitúyelos por otros más amplios en la parte delantera, los hay igual de ideales 😉

Cuando el tacón es demasiado fino

Cuanto más grueso es el tacón, mayor estabilidad y equilibrio. Esto es así. Además, los tacones gruesos permiten distribuir mejor en todo el pie el peso de nuestro cuerpo.

Con este tipo de tacón ,e pie sufre mucho… Por ello, si una noche te apetece, no lo dudes. Pero si tu imagen profesional te exige utilizar este tipo de tacón muy a menudo, recuerda tomar periodos de descanso y bajar d e las alturas en cuanto termina tu jornada laboral para recorrer el mundo en unas cómodas zapatillas deportivas o bailarinas… Tus pies y tu salud te lo agradecerán.

 

 

Elegir los tacones más adecuados para ti depende, por tanto, de tu rutina, tus necesidades y tus características. Tómate el tiempo que sea necesario, ya que no solo es una cuestión de imagen, sino también salud.

 

 

¿Necesitas más consejos para vestirte o elegir el calzado adecuado? ¡Contáctame! Estoy segura de que juntas encontraremos justo lo que necesitas… 🙂

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.